martes, 17 de septiembre de 2013

El Juego de Ender: Escuela de Batalla

Título: El Juego de Ender: Escuela de Batalla

Guión: Christopher Yost basándose en el libro de Orson Scott Card

Dibujo: Pasqual Ferry

Panini Cómics. Libro de 128 páginas en tapa dura. 15€

Sinopsis: La adaptación al cómic de la más influyente y aclamada novela de ciencia ficción de las últimas décadas. La guerra es inminente. Los alienígenas que casi destruyeron la Tierra en el pasado van a regresar, para terminar el trabajo que empezaron. Pero no nos vamos a sentar a esperar la muerte. Un ejército internacional está educando a los mejores individuos de esta generación para que luchen y acaben con el enemigo. Y no hay ninguno como el niño de ocho años llamado Ender Wiggin. ¿Podrá salvar al planeta? Primero tendrá que sobrevivir a la escuela de batalla. 


El Juego de Ender, el libro que últimamente está en boca de todos, cuenta la historia de un niño, Andrew Ender Wiggin, en un mundo donde la humanidad lucha contra unos extraterrestres a los que llaman insectores. Para contrarrestarlos necesitan tener a los mejores estrategas, ya que de otra manera no pueden ganarles. Así se creó la "Escuela de Batalla" en la que reclutan niños con cualidades para liderar a la humanidad. Realizan entrenamientos tácticos, juegos de realidad virtual, sesiones en gravedad cero...

Este primer tomo (son solo dos) se centra, en mi opinión, demasiado en el protagonista y poco en el mundo que tiene alrededor. Me hubiera gustado saber más de los primero contactos con razas alienígenas, y algunos otros planetas. De hecho, los insectores solo aparecen en una página, quizás guardando la que puede ser la batalla definitiva para el final. 

Lo que si que me ha gustado, es como logra Ender hacerse un hueco en los batallones, donde tenía muchos problemas de convivencia por culpa de los profesores. Y destacar como los adultos manipulan a los niños a su antojo, para enfrentar a los compañeros o lograr que se superen a toda costa. 

El dibujo es bastante decente en términos generales, aunque el fallo está en que todas las caras son iguales. Al protagonista se le reconoce por ser rubio, no por nada más. Quizás el dibujante Pascual Ferry, que por cierto es catalán, debería haberse esforzado un poco más en distinguir los personajes.

La edición de Panini es la adecuada, usa tapa dura y un papel de gran calidad. No hay muchos extras, solo unos bocetos y un par de portadas. 

En definitiva, es un buen cómic, pero hace falta leer el segundo y último tomo para poder opinar con más seriedad, ya que básicamente no ha concluido la historia.

Si te ha gustado esta publicación y no quieres perderte ninguna otra, sígueme a través de Facebook, Twitter, RSS ahora también en Suscripción por email. Usa los botones sociales a la izquierza de la publicación para recomendarla a tus amigos. ¡Gracias! ;-)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...


/* Easy Slider */ /* Easy Slider */